Budapest

New York Café

Es parte de la historia de Budapest y de la vida literaria húngara, en el pasado sede oficial de la revista “Nyugat. El New York Café es el corazón latente del Hotel: como un precioso cofre situado en cuatro pisos, conserva las decoraciones originales que lo hicieron célebre en todo el mundo. El cielorraso se adorna con hermosos frescos de Gusztav Mannheimer y Ferenc Eisenhut, de mitad del siglo XIX. Suntuosas arañas venecianas difunden una luz suave  que se refleja en los estucos dorados de las columnas salomónicas, creando colorismo de gran efecto.
Entrar en el New York Café significa dar un salto al pasado: el boato, la opulencia y la refinación acogen a los visitantes encantándolos con la fascinación de la Belle Epoque.
 Mientras en el exterior los Lucíferos de bronce recuerdan a muchos pintores, actores e intelectuales que desde siempre son habitué del Café, en el interior se puede gozar de la proverbial cordialidad de los camareros y de las delicias propuestas por el barman o los chef.

Menus (Cafe website)